Bundt cakes · Meriendas

Heart Bundt Cake marmolado de chocolate y pistacho

Hace tiempo que me apetecía hacer un marmolado de chocolate y pistacho. Pero el problema era el ingrediente clave, la pasta de pistacho! Mucha gente me ha desaconsejado utilizar la pasta de pistacho que venden ya hecha verde oscura. Pero buscando por la red me encontré con el delicioso blog de Valerie, C’est ma fournée que probó la receta del grandioso Pierre Hermé y la compara con pastas que podemos encontrar en las tiendas y no hay color, la casera es mil veces mejor en cuanto a color, textura y sabor!

La hice, aquí la tenéis, queda espectacular, solo os digo eso, la tenéis que probar! Y hace falta muy poca cantidad cada vez por lo que os animo a hacerla, se conserva muy bien fuera de la nevera (depende de donde vivís! ) y sirve para todo tipo de preparaciones. En realidad es como un praliné de pistachos.

Para 12 pers.

Preparación : 30 min

Cocción : 40 min

INGREDIENTES

250g de mantequilla

300g de azúcar rubio

6 huevos L

315g de harina tamizada

1 pizca de sal

1 sobre de levadura química

1 sobre de azúcar vainilla

160 ml de leche a temperatura ambiente

200 g de chocolate negro para fundir (usé el Corsé de Nestlé)

Dos Cs de pasta de pistacho

Una gota de colorante en gel verde opcional, según el tipo de pistacho utilizado os sale más clarito o más subido de tono.

PREPARACIÓN

1. Precalentar el horno a 170ºC

2. Engrasar bien el molde y enharinar

3. Separar las yemas de las claras

4. Mezclar el azúcar con 5 yemas hasta que la masa esté blanquecina y algo esponjosa

5. Derretir la mantequilla y dejarla enfriar

6. Poner a derretir el chocolate al baño maría y dejar templar

7. Tamizar la harina y volver a pesar 315g, añadir la levadura, remover, añadir la sal y volver a tamizar

8. Montar las claras en punto de nieve con una pizquita de sal y guardar a un lado

9. Añadir la mantequilla a la masa de yema con azúcar y remover bien

10. Añadir poco a poco la harina tamizada alternando con la leche, acabando con la harina, remover bien, ahí es cuando la masa cuesta un poco de remover a mano. Añadir la yema de huevo que nos quedaba y remover bien hasta que queda la masa bien homogénea.

11. Dividir la masa en dos, en un cuenco añadir el chocolate derretido y removerlo hasta que se vuelva cremoso. En el otro cuenco añadir las dos cucharadas de pasta de pistacho casera de preferencia y según el color que os dé si es muy clarito y quereis un tono más verde podeis ponerle una gotita de colorante en gel verde pero nada la punta de un palillo!

12. Añadir a partes iguales las claras montadas en nieve a cada recipiente, incorporarla poco a poco no de golpe en cada molde y remover con una espátula o lengua pastelera de arriba a abajo de forma que se vayan incorporando las claras en punto de nieve sin romperse, sé que puede parecer complicado pero no lo es.

13. Verter de forma alternada la masa de pistacho y la de chocolate en el molde y nos aseguramos bien de que todas las endiduras queden cubiertas y no se quede ninguna burbuja de aire lo cual podría quitarle gracia a la forma de la tarta una vez horneado el bizcocho. Con la ayuda de una espátula alisar la superficie para que nos quede lo más plana posible.

14. Por fin la masa en el molde podemos hornear nuestro Bundt cake a 180 grados durante unos 35- 40 min. Si tu horno es de Bosch, reciente, lo hice con calor eco, el que tiene el ventilador y debajo pone Eco 35 min.

15. Y Voilà! Sacamos el Bundt cake del horno y lo dejamos reposar 10 minutillos de nada antes de desmoldar. Lo que tuve que aguantarme para hincarle el diente con la pinta que tenia al salir del horno y con lo que me gustan los bizcochos aun calientes! No sé vosotros pero a mi me gustó más el lado hinchado «Gonflé» donde se aprecia el pistacho.

Observaciones : El bizcocho de sabor salió muy bueno y a mis compañeros les encantó, ideal para desayunos y meriendas. No os puedo decir cuantos días aguanta para conservarlo ya que no llegó ni para la merienda!