SALSAS

Salsa de vino blanco

Los que me conocen saben que no soy muy fan de salsas a la hora de cocinar, pero desde que me compré el libro de Iker Irauzkin, no paro quieta con las salsas y a mi media naranja eso le encanta. La receta basicamente es de Iker pero yo le añado una cucharada de Maizena, y si es para el rape suelo doblar las cantidades.

La uso principalmente para acompañar el pescado, las gambas y las almejas, el rape con esta salsa está de vicio y es imprescindible mojar pan!

Tiempo : 15 min

INGREDIENTES

3 Dientes de ajo

1 pimienta de cayena o guindilla (yo puse una de las guindillas que me dio en su tiempo mi abuelo)

aceite de oliva

140 ml de vino blanco (utilicé un Riesling, vino de Alsacia)

1 nuez de mantequilla

Perejil picado a gusto

2 cucharaditas de Maizena

PREPARACIÓN 

1- Rehogar los dientes de ajo muy picaditos junto a la guindilla en una sartén a fuego medio con un chorrito de aceite de oliva. Para picar los ajos tengo una aparatito muy practico y simpático al que tengo mucho aprecio de Chef’n, cuando me lo compré hace más de dos años se lo regalé a todos mis familiares de lo práctico que me pareció, puedes picar los ajos, o nueces aunque este es el modelo pequeño sin que se te quede este incomodo olor a ajo en los dedos. No me pagan para promocionar este producto, ojalà jejeje, es uno de los imprescindibles de mi cocina. 

2- Cuando estén los ajos blanditos pero que no lleguen a dorarse añadimos el perejil picado y el vino blanco, y dejamos que se evapore el alcohol.

3-  Le añadimos la nuez de mantequilla y removemos un poco, como le echo más vino que Iker y que esta salsa me gusta más bien espesita le añadi dos cucharaditas de maizena removiendo bien hasta obtener el espesor deseado.

Salpimentamos y listo!

Ese dia preparé la salsa de vino blanco para cubrir el rape y las colas de langostinos, realmente muy bueno todo y eso que no soy una experta en salsas!